Nacional

Pedido de remoción al alcalde de Quito fue retirado por inconformidad de los denunciantes con el proceso

Marcelo Hallo, representante del colectivo Quito Unido desistió al pedido de remoción del alcalde Jorge Yunda por incumplirse con el tiempo y el proceso pertinente para este caso. Sin embargo, Hallo expresó que la siguiente semana ingresarán otro documento, esta vez, con la veeduría ciudadana y acompañamiento del Concejo de Participación Ciudadana y Control Social.

Según el vicealcalde Santiago Guarderas, si se mantenía este proceso, el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) tiene la potestad para declarar nula la remoción por no haber cumplido con las formalidades previstas en la ley.

Explicó que, cuándo se presenta en la Secretaría del Concejo Metropolitano el pedido de remoción, el vicealcalde está autorizado para convocar al Concejo Metropolitano para que se nombre a la persona que sustituye al alcalde ya que el mismo forma parte de la Comisión de Mesa.

Cuando presentan un pedido de remoción a uno de los involucrados resulta evidente que esta persona no puede participar en el trámite. Por lo que corresponde con este procedimiento en el que el Concejo designa al concejal

Santiago Guarderas, vicealcalde de Quito

Consulta a la Procuraduría Metropolitana

La secretaria envió un documento consultando a la Procuraduría Metropolitana sobre la capacidad del vicealcalde de llamar a una sesión extraordinaria y sobre el momento en el que el alcalde debe presentar una excusa, para no conocer sobre el pedido de remoción ya que él es el denunciado.

Guarderas sostiene que primero, la secretaria no tiene autoridad para hacer consultas. “El mismo procurador dice que no tiene competencia y se ampara en una disposición para presentar su informe que, además, aclara que no es vinculante” dijo el vicealcalde.

También señaló que esto contraviene las disposiciones contenidas en el Cootad, particularmente en los artículos 335 y 336 que establecen “de forma precisa y clara cuál es el procedimiento reglado” para el caso de una remoción del ejecutivo.

Santiago Guarderas envió un comunicado puntualizando que la convocatoria para la sesión extraordinaria de la Comisión de Mesa realizada por el alcalde, carece de legalidad jurídica.

Existencia de «excusa»

Por su parte, Damaris Ortiz, secretaria del Concejo sostiene que “esa es la interpretación del vicealcalde”, que la Procuraduría Metropolitana y también de la Procuraduría General del Estado, interpretan de otra manera y advierten que debe existir una excusa de parte del alcalde para conocer el procedimiento.

Guarderas, afirma que, en ninguna parte se señala que el alcalde tiene que excusarse, “no tiene sentido, no puede ser juez y parte”. También dijo que, en ese informe el procurador da su criterio, cuando el órgano competente es el TCE.

Ayer, el procurador Metropolitano del Municipio de Quito, Santiago Jaramillo presentó su renuncia voluntaria al cargo. Esta mañana el alcalde Jorge Yunda emitió un documento aceptando la renuncia de Jaramillo. Además, dispuso el encargo de ese puesto a Numa Pompillo Galindo.

Petición de renuncia

Sobre el pedido de renuncia que han enviado varios concejales al alcalde, Guarderas dijo, “Yo le he invitado públicamente al alcalde a que analice concienzudamente su situación, tomando en cuenta que la imagen del municipio está muy menoscabada y como también la dignidad y honra de los quiteños, por lo tanto, él debería definir si su ausencia deberá ser temporal o definitiva”.

Ante esta pregunta, sobre un pedido de licencia, el alcalde Jorge Yunda repitió “la única licencia que tengo es la sportman (licencia de conducir tipo B) con esa me manejo”. Esta declaración dio en el informe del COE Metropolitano sobre la situación hospitalaria.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: