cronicacrónicaLos RíosNoticiasQUEVEDO

Delincuente acabó con la vida de guardia de seguridad en Quevedo

Geovanny Lizandro Castro Murillo de 25 años de edad falleció la noche del

miércoles  11 de noviembre durante un presunto intento de robo mientras

desempeñaba su labor como guardia  en la Ferretería Fong, ubicada en la

avenida Quito, a la altura de la parroquia Nicolás Infante Díaz.

De acuerdo con grabaciones de cámaras de seguridad, un hombre de la

manera más tranquila y sin que nadie sospechara ingreso a la Ferretería

Fong para cometer el asalto, es ahí donde el guardia de seguridad del local

trata de impedir el hecho, pero no funcionó ya que el sujeto no dudó en

utilizar una pistola y dispararle directamente en la cabeza.

Luego del impacto de bala el joven trabajador cayó al piso, mientras que el

delincuente salía a precipitada carrera.

el joven guardia de seguridad fue trasladado  a bordo de un patrullero hasta el

Hospital General del IESS Quevedo, donde su pronóstico era critico.

Lamentablemente, a las 22:00 de este, miércoles 11 de noviembre de 2020,

los galenos tras varias horas de luchar para salvar la vida Castro confirmaron

el deceso por presentar falta de masa encefálica debido al disparo.

los médicos explicaron  que la bala había ingresado en el nivel occipital

derecho con salida de masa encefálica lo que ocasiono el fatal desenlace.

Por informe de la Policía se logró conocer que quien le disparó al guardia no

andaba solo, ya que habría estado acompañado por otro, quien lo esperaba

metros mas a delante en una motocicleta.

Al momento del hecho los sujetos huyeron sin dejar rastro, pero las

autoridades siguen investigando el caso para lograr dar con el paradero de

los culpables.

Geovanny Castro Murillo era oriundo del cantón El Empalme (Guayas) y prestaba

sus servicios en la empresa de seguridad Protecsa en Quevedo, desde hace poco

informaron sus familiares que  Geovanny Castro deja en la orfandad a una menor de

5 años.

Los delincuentes no lograron llevarse nada del negocio y se descartó el robo del

arma del guardia, refirió  El fiscal Manuel Espinoza.

sus compañeros con profunda  consternación por lo sucedido  piden a las

autoridades se haga justicia.

En los últimos cuatro años, tres custodios han sido blanco fácil de los delincuentes lo que ha terminado costándoles la vida.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: