InternacionalSALUD

La actriz protagonista de «Pasión de Gavilanes», Danna García, sufre de pérdida de memoria como una de las secuelas que le provocó el covid-19.

En una entrevista para la revista Vea, García explicó cómo ha sido su vida después de haber sufrido de coronavirus durante varias semanas. «Se te va la memoria. Mi marido me hace tareas, me dice, ‘apréndete todos los días, unos versos de un poema, y luego yo te los pregunto‘. Me ha servido mucho, porque para grabar necesito buena memoria», contó la actriz.

Asimismo, Danna explicó que además de sus problemas de memoria, ha sufrido de vértigo, situación que la ha puesto en peligro y que la incomoda constantemente. “Me caí con mi niño alzado, me fui de cara. Estás sentado en la silla y sientes que la vas a atravesar. Me duró mucho tiempo”, manifestó la protagonista de la novela «Pasión de Gavilanes» a Vea.

Además de estas secuelas, de la caída del cabello y de la resequedad extrema en su cuerpo, la salud de Danna se vio gravemente afectada desde antes de sufrir coronavirus: los pulmones de la actriz ya estaban comprometidos tras haber sufrido de dengue dos o tres meses antes de presentar los primeros síntomas de covid-19, según los cálculos de la actriz.

También, contó en entrevista con Noticias Caracol que la enfermedad le provocó resequedad en la piel, caída del cabello, una voz ronca y también le afectó otros órganos a parte de los pulmones. «En mi caso me afectó el corazón y el hígado», confirmó García.

Danna tuvo que alejarse de su pequeño hijo, Dante, hasta cerciorarse de que el virus ya no estaba activo en su cuerpo, esa situación fue muy compleja para ella.

“A pesar de que el virus dura activo en el cuerpo un tiempo, en mi caso fue un tiempo excepcional, no sé porqué (…) Las secuelas del virus son cosas que uno carga, no sabemos por cuanto tiempo, y yo creo que la parte emocional es una parte muy importante para quienes hemos estado enfermos, o para familias que tienen personas en esas condiciones (…) estar alejado fue todavía más duro”, expresó.

Aunque Danna aseguró que trataba de ser prudente al hablar de sus síntomas, porque no quería confundir a las personas que la veían, la actriz explicó que las secuelas han sido complicadas y que, incluso a septiembre, cuando ya habían pasado meses del diagnóstico que la declaraba como libre de coronavirus, ella seguía luchando para superar las consecuencias.

A pesar de las dificultades que le representó esta enfermedad, Danna resaltó que se encontraba positiva y feliz de ir saliendo de su padecimiento con el COVID-19, y que ella prefiere ver el virus como un mensaje que llama a la humanidad a ver las cosas de manera diferente, a poner otras prioridades sobre la mesa y a valorar el entorno que rodea a cada ser humano.

Con información de Infobae

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: